Termografía infrarroja

Análisis termográfico

La termografía infrarroja es una técnica predictiva que permite ver con gran precisión la temperatura de los objetos a distancia  sin posibilidad de contacto. Esto da una gran flexibilidad a la hora de realizar una inspección de las condiciones de los equipos en funcionamiento ya que permite observar de forma clara las partes de un equipo que están sometidas a una mayor carga. Esto es posible gracias a la conversión en escala térmica de la radiación infrarroja emitida en el espectro electromagnético emitida por los cuerpos con temperatura. Las cámaras termográficas son sensibles a esta radiación y son capaces de medirla, permitiendo determinar la temperatura de las superficies que la irradian. Esta imagen se muestra en una escala de colores variables que se puede elegir entre varias paletas de colores diseñadas para mostrar de forma visual estas temperaturas y hacerlas fácilmente entendible por el analista.

termografía
 

La termografía infrarroja tiene una gran utilidad en multitud de ámbitos, desde el mantenimiento predictivo, que es el que nos ocupa en esta presentación de Terotecnic, hasta la eficiencia energética, la astronomía, la construcción, la medicina, control de procesos, vigilancia en condiciones de escasa iluminación, detección de fallas en construcción etc.

Utilidades de la termografía en el mantenimiento predictivo

La termografía en el mantenimiento predictivo tiene grandes utilidades:

  • Control de temperatura de rodamientos: Los rodamientos son uno de los puntos más castigados en los equipos rotativos, el motivo es claro, están sometidos en muchos casos a gran carga, siendo un punto sensible donde una degradación de las condiciones de trabajo se traduce en un aumento significativo de la temperatura, que  como consecuencia reducen la vida operativa de las máquinas.
  • Control de temperatura en motores. Los motores eléctricos, por la propia acción de su campo magnético tiende a calentarse, pero una distribución desigual de la temperatura en carcasa puede indicar distintas patologías que afectan a la operatividad del mismo.
  • Armarios eléctricos. En las estaciones de alta o los CCM, los armarios eléctricos llenos de componentes eléctricos, son un punto crítico de las instalaciones ya que de ellas depende el funcionamiento de todos los equipos. Contactores, resistencias contra la humedad, variadores de tensión, grandes cargas de tensión, son importantes fuentes de calor que de no ser supervisadas con frecuencia pueden suponer un importante riesgo de incendio con unas consecuencias catastróficas y unos tiempos de parada de gran duración.
  • Vigilancia de líneas de tensión. Las líneas de tensión de acometidas de media y alta tensión junto con los transformadores, son también un punto crítico que debe supervisarse para asegurar el suministro eléctrico en la instalación.
 

En Terotecnic Ingeniería tenemos los conocimientos, experiencia y equipamiento necesario para poder aplicar esta tecnología con total confianza en sus instalaciones, lo que estamos seguros le supondrá unos importantes ahorros en costes de mantenimiento y un aumento en la confiabilidad de su planta.