Ensayos no destructivos

ENDs Análisis y pruebas no destructivas

Los ensayos nos destructivos (END) son una herramienta indispensable para un buen mantenimiento predictivo, sobre todo para determinar el nivel de calidad alcanzado en los productos y la evolución de su desgaste o deterioro durante el trabajo, pero además estos métodos aplicados a las operaciones de mantenimiento de los sistemas a lo largo del servicio contribuyen a asegurar su calidad funcional y colaboran a prevenir accidentes. Sus aplicaciones son múltiples:

  • Aplicaciones

  • Las aplicaciones usuales de los ensayos ENDs son los siguientes:
  • Defectología
  • Caracterización
  • Metrología
  • Etapas básicas del ensayo

  • Las etapas básicas de la aplicación del ensayo son las siguientes:
  • Elección del método y técnica operatoria idóneos
  • Obtención de una indicación propia
  • Interpretación de la indicación
  • Evaluación de la indicación
  • Programación de los ensayos

  • Materiales primarios
  • Materiales en proceso de elaboración
  • Materiales de servicio
 

Técnicas aplicables

Como se puede ver, sus aplicaciones en mantenimiento predictivo son numerosas, pero en Terotecnic estamos especializados en las referentes a la mantenibilidad de los activos, englobadas en el campo de técnicas operativas como pueden ser las siguientes técnicas:

  • Líquidos penetrantes
  • Partículas magnéticas
  • Ultrasonidos
 

Líquidos penetrantes

Este ensayo está enfocado en la detección e identificación de discontinuidades presentes en los materiales, generalmente es empleado en aleaciones metálicas aplicando un líquido coloreado o fluorescente el cual penetra en cualquier fisura o discontinuidad que pueda existir, esto es debido al fenómeno de capilaridad por el cual un determinado líquido sube por un tubo capilar debido a que su fuerza inter-molecular es menor que la adhesión del líquido con el material del tubo. Después de un determinado tiempo se elimina el exceso de líquido y se aplica un revelador que absorbe el líquido que ha penetrado en las discontinuidades, mostrando lo puntos débiles del material estudiado. Estos líquidos se pueden clasificar según el color:

  • Penetrantes coloreados, revelándose con una fuente de luz convencional (menor visibilidad)
  • Penetrantes fluorescentes, revelándose con una fuente de luz ultravioleta (mayor visibilidad)

A su vez estos líquidos pueden tener distintas propiedades dependiendo de la solubilidad
  • Penetrantes lavables con agua o autoemulsificantes, mucho más baratos de utilizar.
  • Penetrantes post-emulsificables, no solubles. Hay que utilizar un emulsificador para crear una capa superficial la cual puede ser eliminada con agua. Este es el método con mayor sensibilidad.
  • Penetrantes eliminables con disolvente, muy cómodos de utilizar ya que el disolvente suele presentarse en formato de aerosol.
 

Partículas magnéticas

Este método al igual que los líquidos penetrantes permite la detección y localización de discontinuidades superficiales en los materiales ferromagnéticos. El fenómeno físico en el que se fundamente este ensayo es la formación de un campo de fugas cuando se genera o se induce un mapo magnético en un material ferromagnético, es decir, cuando la pieza examinada presenta una zona en la que existen discontinuidades perpendiculares a las líneas del campo magnético, produciéndose deformaciones así como polos. Los polos atraen a las partículas magnéticas aplicadas en forma de polvo en la superficie inspeccionada y que por acumulación producen las indicaciones visuales de manera directo o en algunos casos bajo luz ultravioleta. Los pasos a seguir para realizar este ensayo constan de tres etapas:

  • Magnetización de la pieza
  • Aplicación de las partículas magnéticas
  • Observación e interpretación de los resultados
 

Ultrasonidos

Este método se basa en la medición de la propagación del sonido en el medio que constituye la pieza a analizar siendo aplicable a todo tipo de materiales. Mediante la aplicación de un haz de ultrasonidos sobre el material con el objetivo de detectar las discontinuidades internas en materiales metálicos y no metálicos.

Se basa en la emisión por parte de un palpador (transductor) de un haz o un conjunto de ondas sonoras que son introducidas en el material de ensayo para propagarse en el hasta localizar la discontinuidad como consecuencia de la interfase de dos materiales diferentes, discontinuidades o defectos del propio material, ya que estos producirán reflexión, atenuación o difracción en la recepción de las ondas sonoras.

La inspección mediante ultrasonidos de un material pueden ofrecernos datos sobre posibles grietas, laminaciones, inclusiones, socavados, poros y otras imperfecciones del material. También es utilizado para la detección de defectos superficiales, definiendo características del material como la corrosión y el espesor del material, tamaño del grano, estructura, y constante elástica.

En Terotecnic tenemos una amplia experiencia para asesorar le sobre los ensayos no destructivos más indicados para sus necesidades. No dude en contactar con nosotros.